Por: Marisabel Ruiz

Una pieza de la colaboración Mujeres Emprendiendo Guatemala

Nos encontramos en un panorama desconocido con tanta incertidumbre que genera un sentido de pérdida de control. Y perder el control y vivir en una nueva dinámica puede generar un gran vacío. Pero aunque perdamos el control exterior podemos transformarnos a nosotros mismos, podemos evolucionar y recuperar seguridad y control para sentirnos liberados.

¿Cómo podemos empezar una transformación y encontrar automotivación para llevar a cabo algo que siempre deseamos?

Quiero compartir 3 elementos que me sirven para automotivarme y llevar a cabo algo e influyen mi estado de ánimo, así como tener la energía para lograr algún objetivo. Y qué mejor momento que ahora cuando todo el mundo está pasando por un momento transformacional.

1.Visión

Es importante tener claro hacia dónde quiero ir y a dónde quiero llegar. Esto te ayudará a crear un plan para cumplir tus metas. Tu visión puede ser cualquier cosa. Puede ser viajar a algún lugar, aprender a hacer algo nuevo, dejar de hacer algo, estar saludable… En esta situación hay muchas cosas que están restringidas pero “tu imaginación no está confinada.” Y el “tener esperanza de algo después de esta crisis ya es tener una visión.”, como diría Esther Perel en conversatorio con Sheryl Sandberg.

2. Propósito

Es importante darle “corazón” a tu visión y pensar por qué quieres eso. Tu visión puede ser: “Quiero aprender a cocinar”. ¿Por qué? Quiero aprender a cocinar para cuando me reúna con mis amigos, invitarlos a mi casa y consentirlos con algo que me costó tiempo y dedicación. “Quiero bajar de peso”. ¿Por qué? Quiero bajar de peso porque quiero cuidar mi salud y poder vivir muchos años disminuyendo los riesgos que tiene el tener sobrepeso y así poder disfrutar a mis nietos/hijos/sobrinos por muchos años. Y quiero bajar de peso para YO sentirme bien.

Trata de buscar un propósito positivo así puedes conectarte con tu visión y quieras llevarlo a cabo.

3. Metas

Luego de tener una visión clara hacia dónde quieres llegar y el por qué quieras llegar ahí es tiempo de poner metas. Las metas pueden ser de un año, un semestre, un mes, una semana o hasta un día. Es importante ponerse metas que sean simples y reales, y para esto, a mí me sirve seguir las metas “S.M.A.R.T”.

Specific- Específica

Measurable – Medible

Attainable – Alcanzable

Relevant- Relevante

Timely – Tiempo Límite

Para esto voy a explicar con un ejemplo que se escucha todo el tiempo: Quiero perder peso. Esta es una meta que se puede romper fácilmente y puede llevar a desmotivación.

Ejemplo de una meta S.M.A.R.T: En esta época de encierro, quiero autotransformar mi peso, y en dos meses, empezando hoy 30 de mayo y terminando 30 de Julio de 2020, quiero bajar 20 libras de las 180 libras que peso ahora alcanzando 160 libras para llevar una vida más saludable.

Esta meta es específica, medible, alcanzable, relevante y cumple con una fecha límite y te sirve de guía para saber qué debes cumplir cada día para poder alcanzar la meta final.

Al tener una visión, un propósito y una meta puedes crear fácilmente un plan de acción que al cumplirlo puede generar chispas de alegría, lo cual te ayuda a sentir que tienes de nuevo el control y enciende tu motor de automotivación. Ahora piensa: ¿Qué transformación quieres alcanzar en esta crisis?

Marisabel Ruiz
  • 15
    Compartidos