En 2019 muchas cosas están cambiando. No solo en el ámbito tecnológico, los hábitos de consumo también se están transformando de diferentes formas. En algunos sectores la tendencia es clara, mientras que en otros las oportunidades se mueven de forma insospechada.

En Revista Win recopilamos 10 tendencias globales que están ganando fuerza y podrían convertirse en negocios muy rentables.

Alternativas al plástico

La guerra de las masas en contra del plástico ya comenzó. Prohibir las pajillas es solo el principio. Todo indica que los consumidores seguirán presionando para que se dejen de utilizar otros productos desechables no amigables con el ambiente.

Las empresas van a empezar a buscar alternativas al plástico. Van a necesitar empaques y utensilios que sustituyan al plástico y otorguen una experiencia similar.

Este es el panorama ideal para que un emprendedor empiece a ofrecer cubiertos de bambú o empaques que fibras naturales a todas esas empresas que buscan agradar a sus clientes con conciencia ecológica.

Vivir con menos

Han pasado 10 años desde que se fundó Airbnb, pero la economía global compartida ha seguido creciendo y evolucionando, dando a los consumidores la oportunidad de compartir casi cualquier cosa imaginable. El auge de la economía compartida aún ofrece muchas oportunidades.

Ahora, el alza de un estilo de vida minimalista está empujando a las personas a esta economía compartida. Están naciendo portales y sitios de intercambio para pedir prestadas cosas que antes se habrían comprado.

Esta tendencia creciente para “vivir con menos” está creando nuevas comunidades que las empresas pueden capitalizar. 

Belleza a la medida.

El año pasado tomo fuerza un movimiento denominado “belleza inclusiva”. Siguiendo esa línea, este año, la tendencia va un paso más allá se enfoca en ser aún más a la medida y personalizable para cada individuo.

Desde el champú y acondicionador personalizados para un tipo de cabello en particular hasta los productos para el cuidado de la piel con miles de combinaciones posibles de colores, fragancias y bases, la “belleza a medida” se considera la tendencia de belleza número uno para 2019.

Kintsugi

El Kintsugi es una filosofía que plantea que las rupturas y reparaciones forman parte de la historia de un objeto, y que deben mostrarse en lugar de ocultarse. Esto embellece el objeto y pone de manifiesto su transformación e historia. Además, puede ser un negocio rentable.

El arte de hacer que las cosas rotas sean bellas, el principio del Kintsugi, se originó en torno a la cerámica, pero que pueden aplicarse a todo tipo de productos. Con el auge de economía circular esta tendencia podrá generar oportunidades de negocio en las generaciones más jóvenes.

Desintoxicación digital

Seamos realistas, todos somos adictos a nuestros teléfonos inteligentes, y eso no es del todo bueno. Afortunadamente, el primer paso para vencer la adicción es admitirlo, y de repente, los consumidores están muy interesados ​​en desconectarse.

Las grandes corporaciones como Apple y Google se están involucrando con paneles de control que ayudan a los usuarios a monitorear y administrar su tiempo de pantalla, mientras que otras compañías están creando escapadas para ayudar a las personas a reducir el tiempo de pantalla.

Predecimos que 2019 será el año de la desintoxicación digital, y existen muchas oportunidades para que las nuevas empresas de nueva creación ayuden a las personas a reducir el uso de sus dispositivos digitales.

Productos infantiles inclusivos

Muchas organizaciones de alto perfil y medios de comunicación han estado concientizando sobre  niños con discapacidad física y mental. En 2019 sería un buen año para empezar a producir productos específicos para este mercado, lo que crea una oportunidad real. El mercado de libros y juguetes infantiles aún tiene potencial de crecimiento.

Lea ahora

Deja tu comentario

Artículos Relacionados