El fundador de Virgin, Richard Branson, tiene una reputación bien merecida de nunca rehuir al riesgo. Lo que podría llevar a pensar que recomendaría a los aspirantes a emprendedores que participen en nuevas empresas con ambos pies, que renuncien al trabajo diario y hagan todo lo posible por cumplir sus sueños.

Pero, en su blog recientemente, Branson sugirió lo opuesto. Es posible que haya escuchado que un enfoque lento y constante es fatal para las nuevas empresas, pero Branson cuenta que funcionó para él (dos veces). Argumenta que mantener un trabajo diario es en realidad una mejor opción para la mayoría de los empresarios.

Tanto Virgin Records como Virgin Atlantic comenzaron como proyectos paralelos a un trabajo de tiempo completo

Muchos de los aspirantes a founders han escuchado el mensaje, popularizado por gente como el fundador de Y Combinator, Paul Graham, que para tener éxito con una startup, debes participar todo o nada. “La primera cosa es que no debemos hacer es otras cosas”, sugiere Graham a los empresarios. “No vayas a la escuela de posgrado, y no comiences otros proyectos. La distracción es fatal para las nuevas empresas”, ha asegurado en más de una ocasión Graham.

Esa actitud de todo o nada está en el corazón de la mitología de las startups, pero choca con la realidad para muchos de los posibles founders. “La barrera más grande para muchas personas que inician un negocio a menudo no es el acceso a los recursos, el apoyo o la tutoría. Simplemente, no es capaz de renunciar a su trabajo diario”, escribe Branson. Entonces, ¿los sueños de emprender están condenados al fracaso si mantienes un trabajo?

Algunas de las compañías más exitosas del mundo comenzaron como proyectos paralelos, con sus fundadores trabajando por las noches o los fines de semana para convertir sus ideas en realidades. Virgin es un excelente ejemplo de esto: todas las empresas de Virgin comenzaron mientras trabajábamos en otra cosa“, explica Branson. “Virgin Records fue originalmente un proyecto paralelo como parte de la revista Student“, mientras que Virgin Atlantic comenzó “como un proyecto paralelo mientras estábamos ejecutando Virgin Records”.

¿Te gusta nuestro contenido?

Síguenos en LinkedIn y descubre más.

Descubrimos que quienes ejecutan un plan para hacer crecer su idea mientras siguen trabajando, tienen más confianza en su capacidad para administrar su dinero y tiempo. No tienen que depender de su nuevo negocio para proporcionarles un plan completo, eso les da un poco de espacio para respirar y tiempo para que su idea gane terreno”, dice Branson.

La ciencia parece respalda los beneficios de comenzar su negocio como un proyecto paralelo. Un estudio que comparó a los “empresarios híbridos” (un término elegante para aquellos que mantienen sus trabajos diarios al principio) con los empresarios integrales encontró que las empresas iniciadas por empresarios híbridos eran en realidad un 33% más propensas a sobrevivir.

La conclusión es que el consejo de “apostarlo todo” constituye una mitología convincente, pero tanto la evidencia sólida como la experiencia de nada menos que Richard Branson sugieren que mantener un trabajo diario no es un error fatal para la mayoría de los empresarios.

Y, como señala Branson, “si tiene una idea para un negocio que lo mantiene despierto por la noche, sería una pena desperdiciarlo“. Así que sigue adelante y comienza, incluso si aún no puedes darte el lujo de dejar de trabajar.

*Con información de Inc

Primer vistazo a la Sprinter 2019, el nuevo microbús y panel de Mercedes-Benz

ON, El evento para impulsar el emprendimiento digital

Facebook anuncia Libra, su propia moneda enfocada en países en desarrollo

Deja tu comentario

Artículos Relacionados