Platicamos con Alejandro Rojas, quien se ha dedicado a la inteligencia de mercado, manejo de datos, optimización de información y procesos de Grupo Tecún, logrando pasar de un modelo tradicional de mercadeo a un modelo In House.

Alejandro nos cuenta cómo han enfrentado la crisis y cómo se ha reactivado la industria automotriz.

¿Qué hace el área de Business Intelligence?

Analizamos la industria, cómo se comportan los segmentos, cuáles son las necesidades del cliente, qué es lo que le está interesando ahora al mercado, cómo se está comportando ante la actual situación; tener información que permita tomar decisiones, administrar mejor nuestros  recursos, ver dónde vale la pena invertir y qué nuevas oportunidades se tienen para poderlas atacar. Recopilar información, analizarla y obtener datos que le sean de utilidad a la empresa.

¿Cómo ha cambiado el panorama desde los últimos 6 meses hasta la fecha?

No hay comparación, puesto que es algo en lo que no se había tenido precedente. El mercado automotriz en Guatemala ha sido golpeado; revisando números anteriores, se ha tenido bastante pérdida de mercado, influenciado por el tema de los vehículos rodados y la pandemia, lo que vino a golpear la industria y generar mucha incertidumbre. Sin embargo, al día de hoy y gracias a todas las medidas que hemos tomado, se  ha logrado ir recuperando a los niveles que teníamos antes de la pandemia.

La industria en general sufrió bastante con el solo hecho de cambiar y adaptarse a las medidas de restricción de movilidad dictadas que se dieron en su momento, y adoptar prácticas como el home office. En ningún momento abandonamos a los clientes, siempre estuvimos activos en el mercado.

La compra de un carro es muy importante en este tiempo, hay mucha gente que está emprendiendo, y es increíble cómo los segmentos comerciales han comenzado a tomar más auge. Si bien es cierto que el vehículo no es una necesidad básica, en esta situación se volvió prioridad tener un vehículo. 

Como equipo, hemos generado más comunicación, hemos visto cómo cambiar nuestro modelo de negocio actual. Tenemos la  ventaja de que nuestro equipo está muy comprometido, lo que nos ha ayudado a salir adelante y no dejarnos vencer.

¿Cómo ha sido la reactivación?

Esta nueva normalidad nos ha llevado a estar más cerca de nuestros clientes, no solo por las ventas del vehículo como tal, sino porque el cliente lo que desea ahora es tener confianza, y es parte de lo que nos ha obligado a innovar.  Lo que estamos buscando es que la gente tenga la confianza de que vamos a estar apoyándolos y eso creo que es vital en el consumidor ahora, que pueda sentirse apoyado.

Oficialmente llevamos poco tiempo con la reactivación, y la gente ha intentado regresar a sus patrones anteriores, ya están viniendo a nuestros centros de servicio, nos han visitado en las salas, etc. 

Con la nueva apertura, los protocolos y controles de acceso se han mantenido para que los clientes tengan la confianza de acercarse a nosotros. 

¿Qué estrategia están utilizando para enfrentar el último trimestre del año? 

Realmente  hemos estado buscando nuevas opciones financieras que generen más confianza y los clientes no se sientan tan presionados, si no abrirles una oportunidad para que puedan adquirir un vehículo. 

Tenemos la promoción de “0 enganche inicial”, donde solo se tiene que pagar placa y escrituración, pagando el enganche fraccionado en 2 pagos posteriores a haber adquirido el vehículo. 

Podría decir que ahora es un buen momento para adquirir un carro, pues los precios son muy accesibles. En el tema de beneficios estamos ofreciendo muchas más ventajas que antes no se podían ofrecer.

¿La venta de carros comerciales o de negocios, marcó la diferencia entre los de uso personal?

A nivel industria si se vio influenciada la parte comercial, sin embargo también es sorprendente que la gente se acercaba a tratar de seguir con su normalidad, fue increíble la cantidad de negocios de contado que se dieron, lo cual nos sorprendió mucho; la gente está invirtiendo y haciendo cumplir sus sueños. 

¿Cómo ven el panorama a corto y mediano plazo, para la industria y la economía general en Guatemala?

Creo que es muy prematuro todavía plantear un escenario 2021 confiable, las estimaciones que se tienen a nivel mundial y local, se habla más o menos de que para Guatemala  se estiman entre 18 a 20 meses de recuperación para la industria. Para el último trimestre podemos recuperar un poco de lo que se perdió en los meses anteriores. El 2021 será un año golpeado y difícil, pero creo que con las personas adecuadas y con las ganas de salir adelante podemos lograr que no sea un mal año y poder superar con creces el 2020.

¿Cómo se ha visto el tema de las marcas, hay cambios a nivel global que se puedan percibir en Guatemala?

Las marcas en efecto se vieron afectadas, nosotros somos el final de la ola, –por decirlo de alguna manera–. A nivel mundial las empresas ya están mostrando índices de recuperación y se están retomando lanzamientos de nuevas líneas. 

Hyundai, Mazda y Peugeot, son marcas muy fuertes de más de 100 años y a pesar de que les ha tocado duro, han logrado despertar y volver hacia el camino que tenían.  Nosotros estamos  como a mitad del proceso en relación a otros países.  Vamos a traer nuevas líneas de las 3 marcas, lo que indica que seguimos en la jugada, vienen nuevos modelos, que próximamente estaremos compartiendo y vienen enfocados en tecnología; lejos de retroceder nos ha dado el impulso de seguir adelante. 

Entre los modelos 2021 que vienen están: el pickup Peugeot Landtrek, el nuevo pickup Mazda BT-50, Hyundai nos sorprenderá con la nueva Creta y la nueva Tucson.