Te levantas por la mañana, es un día para trabajar desde casa y lo que más necesitas es terminar temprano tus labores, porque después tienes que tomar un curso online y luego quieres leer ese libro que te está esperando desde principios de año.

Javier López, Huawei CBG Guatemala

Por fortuna tienes una excelente conexión a Internet y eres muy organizado, pero no te caería nada mal un plus: tener todos tus dispositivos interconectados. Con esto tendrías acceso a las funciones de tu teléfono, laptop y tablet en un solo dispositivo, así que trabajarías mucho más rápido que de costumbre.

Esto ya es posible, y aunque es un nuevo reto para la industria, también es una oportunidad. Todo comenzó con la llegada de la era del Internet de Todo (Internet of Everything o IoE), la cual abrió un nuevo mercado de un billón de dólares y que traerá nuevas formas de servicios y dispositivos a la industria tecnológica. Sin duda, esto pone a pensar a las empresas tech sobre la dirección que deben de tomar en sus líneas de negocio. 

La solución: un ecosistema distribuido

El desarrollo de tecnologías de redes de comunicaciones y de interacción con los usuarios impulsa la continua evolución de los dispositivos. Los consumidores están comprando cada vez más productos inteligentes. Sin embargo, muchos encuentran un problema al tratar de que colaboren entre sí, lo que puede ser una experiencia realmente frustrante, por el acelerado ritmo de vida.

Por ello, la comunicación entre dispositivos debe de ser tan eficiente y fluida como la que existe dentro de cada uno. Los recursos y funciones deben ser compartidos entre ellos, además de tener acceso y conexión seguros. El ecosistema debe ser verdaderamente abierto y apoyar el intercambio de capacidades con dispositivos de terceros.

Lo que se requiere es una capacidad distribuida abierta, donde más dispositivos puedan compartir sus funciones entre sí. Sin duda, esta apertura en el software traerá más oportunidades a la industria.

Para los proveedores de hardware, esto permite a las aplicaciones usar las funciones de los dispositivos con mayor facilidad, lo que a su vez aumenta su tasa de uso. Las capacidades distribuidas pueden reducir la dificultad de desarrollo y los costos de tiempo para los desarrolladores, ya que solo tendrán que crear una versión de la aplicación para múltiples dispositivos y así ofrecer a los usuarios una experiencia de vida de IA perfeta.

Estas demandas seguirán creciendo, pero las capacidades distribuidas están preparando a los dispositivos para el futuro, para vivir en un mundo veloz, conectado por la red 5G.

Con este panorama, el negocio de la industria tecnológica debe pensar bien el rumbo que tomará. En Huawei Consumer Business Group tenemos la visión estratégica de una vida de IA perfecta, que además incluye dispositivos capaces de trabajar bajo esta línea.

Queremos revolucionar la experiencia de los consumidores a través de la conexión de hardware, el intercambio de capacidades y la sincronización de contenido/servicios entre los dispositivos con nuestra estrategia “1+8+N”, donde el “1” hace alusión a que el dispositivo principal es tu smartphone, “+” es un conector que hace referencia a la tecnología inalámbrica para compartir todo tipo de archivos entre dispositivos, el “8” significa el resto de los dispositivos inteligentes de Huawei, el segundo “+” se refiere a HiLink, el cual permite el acceso y la comunicación entre dispositivos de diferentes fabricantes, y la letra “N” considera las conexiones entre distintos servicios y situaciones específicas que complementan el ecosistema.

Esta tecnología se volverá una tendencia a seguir entre las empresas tecnológicas en los próximos años por la demanda que tendrá por parte de los consumidores, quienes la necesitarán para ir al ritmo de la 5G y la cual también les permitirá tener una vida personal en equilibrio con la laboral.

  • 8
    Compartidos