Cuando llega a nuestras manos una giftcard, no es común que reparemos en su funcionamiento y la experiencia que nos otorga. No obstante, para  Francisco Contreras, fundador y director general de Oh My Card (OMC), justamente la atención a esos detalles fue lo que lo llevó a emplear tecnología para desarrollar una giftcard muy poderosa que se puede utilizar en todo tipo de establecimientos.

Ocho años luego de su fundación, OMC ha emitido más de 400 000 tarjetas de regalo y por lo menos 50 000 colaboradores de empresas de El Salvador, Honduras y Guatemala posee una que utiliza para canjear premios e incentivos laborales. Hablamos con Francisco sobre cómo su modelo de negocios está llamando la atención de grandes marcas y detallistas de la región, además de los servicios que ofrece a migrantes centroamericanos en Estados Unidos.

¿Qué es exactamente Oh my Card (OMC)?

OMC es una plataforma de pagos para giftcard

¿Cómo funciona OMC?

Ayudamos a los comercios para que ellos tengan sus propias giftcards, también apoyamos a las tiendas a fidelizar a sus clientes por medio de programas de lealtad (de puntos o de cashback) y finalmente asistimos a todas esas compañías que dan incentivos y premios a sus mejores colaboradores. Hacemos todo esto por medio de una tecnología de giftcards multimarca que hemos desarrollado. Con esta tarjeta puedes ir a pagar a más de 30 comercios afiliados, que incluyen: supermercados, restaurantes, farmacias, entre otros. Tiene muchas opciones. 

Actualmente, tenemos operaciones en Guatemala, El Salvador y Honduras. 

¿Cómo funciona su servicio para migrantes centroamericanos?

Nosotros le permitimos al migrante que pueda ayudar a su familia de manera directa y dirigida. Contamos con un sistema especial que le da la posibilidad al migrante de cargar saldo a una tarjeta giftcard que su familia en Centroamérica puede utilizar en todos los comercios afiliados. De esta forma, se asegura el destino de su esfuerzo. 

Desarrollamos una plataforma que fuera fácil, rápida y segura, que el usuario pudiera consultar su estado de cuenta en línea y en tiempo real. Así comenzamos. 

Francisco Contreras founder de Oh My Card

¿Cómo surgió la empresa?

Siempre me ha gustado encontrar soluciones basadas en tecnología. En un viaje a Estados Unidos tuve la oportunidad de ver cómo se utilizaban con mucha naturalidad las giftcards, eso fue hace casi 10 años. Ahí me percaté que las tarjetas de regalo podían ser un medio para hacer un regalo y un vehículo de intercambio de valor. 

De regreso a Guatemala nos dimos cuenta que podíamos ofrecer una mejor experiencia a los clientes para adquirir y usar una giftcard. Había casos en los que podía tardar hasta 30 minutos obtener una, no era lo más sencillo para el usuario comprar un certificado de regalo o canjear un premio. 

Desarrollamos una plataforma que fuera fácil, rápida y segura, que el usuario pudiera consultar su estado de cuenta en línea y en tiempo real. Así comenzamos. 

Luego, las empresa nos empiezan a contactar, para que los ayudaramos con los programas de incentivos. Para una empresa que tiene bastantes colaboradores, decidir qué regalar y todos los meses tener que salir a comprar y entregar, era un dolor de cabeza. Nuestra solución fue desarrollar una tarjeta única en la región, multimarca. Las empresas la entregan una vez y la pueden recargar mes a mes. 

¿Cómo ven el futuro de esta industria?

Vamos a continuar afiliando comercios a OMC. Tenemos una forma de pago muy flexible que podría utilizarse, además de consumo, para pagar servicios y todo tipo de pagos. Vemos mucho potencial ahí de crecimiento. Nos diferenciamos mucho porque no somos una tarjeta de crédito o débito y tampoco un programa de fidelización. Nuestra plataforma se adapta bien a las necesidades empresariales y de pagos.

Contáctate con OhMyCard

Deja tu comentario

Artículos Relacionados