En los lugares menos esperados se crean grandes ideas que podrían convertirse en un éxito. Fue justo en la mesa de una cocina, cuando José Antonio y Julián Escudero, recién graduados de la universidad, tenían la inquietud de saber qué podían hacer. En ese instante, y sin llegar a un acuerdo, estaban por probar un aceite de oliva, pero les pareció tan malo, que los motivó a crear su propia marca de aceites de oliva.


Jose a. Escudero, 29
Julian Escudero, 30

Aceites Presa
Año de fundación: 2013
No. de trabajadores: 16


Así fue como nació la idea de crear Aceites Presa; ambos sabían que eran capaces de crear un producto mejor que el que recién habían probado. Decidieron envasar el producto en nuestro país para luego reexportarlo a Estados Unidos y países centroamericanos. Tras realizar varias pruebas y después de mucho trabajo, se encontraron en el punto en el que no necesitaron más que lanzar su marca.

Ambos comentan que los primeros años fueron los más duros para el negocio, no sabían si lograrían obtener las ganancias suficientes que les permitieran pagar cosas tan indispensables como la renta del lugar en el que los producían, ya que nadie los conocía.

Aunque al principio había cierto escepticismo, lograron cambiar las circunstancias y poco a poco fueron introduciendo sus productos al mercado, hasta lograr venderlos a nivel regional. Además, generan 16 empleos directos y 78 empleos indirectos. Aunque hasta el momento han alcanzado varias metas, continúan trabajando para ser reconocidos a nivel mundial, ofreciendo productos de gran calidad, un excelente servicio y accesibilidad a todos sus clientes.