Recientemente platicamos con Rafael Domingo, director de la Pequeña y Mediana Empresa de Banrural y nos da su opinión sobre el levantamiento de las mipymes tras la crisis actual y cómo visualiza el futuro económico para la pequeña y mediana empresa.

¿Cómo ha sido afectada la pequeña y mediana empresa a raíz de la actual crisis?

Guatemala esperaba un crecimiento del 3.6% del PIB para este año, sin embargo, ha sido lo contrario, ha habido un decrecimiento del 1.5% que ha deteriorado la dinámica de productividad de bienes y servicios, incluyendo la inversión y el consumo; y las consecuencias económicas a largo plazo aún son impredecibles. Las empresas no han logrado mantener las operaciones en algunos casos y ha repercutido en un bajo nivel de ingresos, lo que ha afectado el solventar los costos fijos, pagos e inversiones, limitando sus gastos a productos y servicios esenciales.  También ha generado mucho desempleo en muchos sectores. A pesar de ello las mipymes siguen teniendo una participación importante en el mercado nacional, en Guatemala estas pequeñas y medianas empresas son la base de la economía, son el motor principal que la mueve y representan el 99% de las empresas en Guatemala.

¿Qué sectores ha identificado que son los más afectados?

Los sectores más afectados han sido los que prestan servicios, uno de ellos, el sector turismo, como hoteles, restaurantes, transportes.  A diferencia de las empresas de comercio que pueden mantener sus inventarios almacenados y luego continuar con la venta de los mismos; los servicios por lo contrario están relacionados al día a día y no se puede recuperar fácilmente; para ellos ha sido muy impactante por cada día que se ha perdido.

¿Qué medidas o acciones pueden ayudar a estas pequeñas empresas para superar esta crisis?

Muchas empresas se han visto en la necesidad de innovar, de hacer cambios importantes.  Algunos han cambiado sus modelos de negocio, ha surgido la creatividad para vender en línea, el uso del comercio electrónico y el teletrabajo. Las mipymes deben también ver la crisis como una oportunidad, diversificar sus actividades, incursionar en otros campos y reinventarse.

¿En qué casos un financiamiento puede ser la mejor opción?

Las empresas que tienen oportunidad de generar flujos de fondos pueden optar por un financiamiento de capital de trabajo para continuar con sus proyectos.

Banrural por su parte ha apoyado a los empresarios que tienen crédito en el sistema financiero con el diferimiento de sus pagos.  Hay que ir con calma ordenando nuestras cuentas y ver oportunidades de generar flujos.  Ahora con la reapertura de las actividades, Banrural ofrece  financiamientos para reanudar las mismas.

¿Cómo visualizas el futuro económico de las mipymes?

Hay mucho optimismo para finales de año o principios del otro.  La evolución económica se espera que sea positiva.  Esto es parte de los ciclos de la economía, ya que esta se comporta de forma cíclica, no se mantendrá siempre abajo, puede ser que se alargue o no. Los microempresarios son muy resilientes, se van adaptando a las condiciones, y en las adversidades aflora la creatividad, los guatemaltecos tenemos esa característica.  Ahora tenemos el desafío de seguir adelante.

Deja tu comentario

Artículos Relacionados