Por: Jose Bassila, Coordinador del proyecto de asesoría legal a emprendedores Startups Legalsa.

Emprendedores. Esta palabra es de aquellas que hoy en día todo mundo menciona; ya sea porque aspiramos a ser uno de ellos, porque vemos cómo otros están logrando cosas que jamás imaginamos, y muchos más porque ven a estas personas como “locos” que están rompiendo paradigmas respecto de lo que considerábamos como normal en el ámbito empresarial.

Las definiciones nos dejan con una laguna mental respecto de lo que realmente significa emprender. ¿Tenemos que tener alguna edad? ¿Habrá un presupuesto mínimo o máximo para poder ser catalogados como emprendedores?

¿Puedo yo emprender a título personal o lo debo hacer con socios? ¿Tengo que registrar mi marca? ¿Cómo protejo mi modelo de negocio? ¿Qué hago para que nadie robe mi idea?

Luego de un tiempo de trabajar con diferentes emprendimientos, consideré cuáles son los errores puntuales que los emprendedores han cometido; y con base a eso, estas son las preguntas que siempre hacemos:

¿Eres realmente innovador? ¿Qué te hace distinto a tu competencia?

Es importante que cualquier persona que vaya a emprender, a comenzar una startup, encuentre qué es lo que realmente hace valiosa su idea de negocio; qué los hace diferentes, innovadores y distintos a su competencia. No se trata siempre de un “invento”, puede perfectamente ser algo que ya existe, pero que tenemos la idea de hacerlo diferente, de hacerlo mejor de como lo conocemos. Pero sea lo que sea, que nos haga distintos, debemos saberlo y tenerlo como la voz de nuestro negocio.

¿Tienes un socio o estás solo?

En muchos casos, tenemos emprendedores que están solos, y es más fácil para ellos tener una meta respecto de qué es lo que realmente quieren hacer con su idea. La interrogante se da cuando son dos o más socios, y cada uno tiene una idea diferente de lo que es o será su modelo de negocio. Cada quien piensa diferente y tiene una visión personal de lo que quieren alcanzar. Es importante entonces que, si son dos o más socios, TODOS estén en la misma página respecto de la visión que tienen de su modelo de negocio, así la toma de decisiones siempre será acorde a la meta que quieren alcanzar como equipo y no a título personal.

¿Ya empezaron a difundir su idea? ¿Firmaron algún contrato de confidencialidad con su equipo?

Muchos emprendedores comienzan con miles de ideas y cometen un gran error: compartir la idea a toda persona que conocen. Es importante que se firmen contratos de confidencialidad con los diseñadores que nos están ayudando, con programadores, con posibles inversionistas… En fn, con cualquier persona que compartamos nuestra idea y que exista una mínima posibilidad que la pueda compartir.

¿Cómo están constituidos legalmente?

A esta pregunta muchas veces nos responden: “ya tenemos nuestra empresa” y entonces les pregunto: ¿qué tipo de empresa?, y ahí, ya no saben qué responder. Una “empresa” es como erróneamente se le conoce en el mundo de emprendedores a las sociedades mercantiles. Es importante que ya sea que escojan ser comerciantes individuales (para quienes no tienen socio) o constituir una sociedad anónima (para quienes son dos o más), la registren. No podemos comercializar y tener una “empresa” que no está legalmente registrada con sus patentes respectivas y toda la papelería en orden conforme a lo que establece la ley.

¿Tienen pensado un logotipo?

Podría decir que 8 de cada 10 casos nos han respondido que no. Los que nos responden que sí, solamente una persona asegura tener ya patentada su marca.

Es sumamente importante que los emprendedores registren su marca. No podemos decir que somos dueños de una marca si esta no ha sido registrada, por lo menos en el país en el cual se va a comenzar a utilizar.

¿Ya tienen los permisos para poder operar o los registros para su producto?

Esta usualmente la hacemos a personas que quieren comercializar un producto o abrir por ejemplo un restaurante. Es importante que se tengan los registros sanitarios que emiten las diferentes entidades encargadas para que luego no vayan a clausurar el negocio por falta de estos permisos.

¿Están emitiendo facturas?

Tenemos que ser ciudadanos responsables y no caer en la informalidad. No solo por el hecho de tributar, sino también porque muchas empresas no van a contratar a emprendedores que no emitan factura, por lo que podrían perder varios clientes.

¿Tienen empleados?

Es importante que preparen contratos laborales y, dependiendo de la cantidad de personas que se tengan, ver las planillas y pago de prestaciones, por ejemplo.

Estos 8 errores, pueden convertirse en oportunidades y en un “check-list” que todo emprendedor debe tener, así realmente comenzamos a crear verdaderos emprendimientos exitosos desde el principio.

Lea ahora

¿Cómo innovar en Guatemala?

Captar inversión paso a paso en Guatemala

Formarse, la clave para los negocios

Deja tu comentario

Artículos Relacionados