El mundo está cambiando constantemente: la tecnología, los modelos de negocio, los clientes y hasta los empleados. Y, ¿el liderazgo en las empresas también esta cambiando?

A muchos de ellos les ha costado más el cambio, ya que la mayoría están acostumbrados a procesos rígidos, y por esta razón se vuelve más importante que el liderazgo se sume a la era digital.

Aquí les comparto algunos puntos que deben tomar en cuenta para fortalecerse como líderes en la economía digital:

  • Acercarse a las nuevas herramientas: Redes sociales, plataformas de almacenamiento en la nube, Big Data, tecnología móvil, Internet de las Cosas. Es importante investigarlas, usarlas y estar al día.
  • Conocer al consumidor digital: Esto dependerá a quién se dirige como mercado objetivo, debe saber cómo consume los medios y plataformas digitales.
  • Provocar un ambiente colaborativo: Los departamentos de IT ya no pueden estar aislados, ni la tecnología debe considerarse como un área de negocio discreta. Todos deben saber qué tecnología usan en su empresa y cómo esta puede mejorar su trabajo.
  • Usar la información, no solo la tecnología: Transformar los grandes datos que arroja la tecnología no es tarea fácil, pero debemos poner especial atención en ellos.

Los puntos anteriores pueden ayudar a los líderes en dos sentidos: mejorando los procesos y comunicando ideas dentro del equipo para desarrollar nuevas ideas y estrategias que beneficiarán a los objetivos de negocio.

Inclusive contar con un Chief Digital Officer y un Chief Transformation Officer, es clave para encontrar el camino en el que la tecnología, los datos y las aplicaciones analíticas conviven para brindar una experiencia digital única a los clientes. Esto no lo puede lograr solo, y necesita del apoyo del CIO para seleccionar, implementar y mantener la tecnología. Por otra parte, el CMO deberá colaborar para asegurar que la estrategia digital sea una experiencia omnicanal que aumente la fidelidad de los clientes, el CHRO que apoye la gestión de los recursos humanos frente a la competencia creciente por el talento de los empleados y el aumento de las capacidades que han elevado la importancia de la función de recursos humanos en la empresa, y el CSCO (Chief Supply Chain Officer) debe estar a la vanguardia, pues a medida que los negocios digitales modifican la función de la cadena de suministro, la modernización y la transformación se convierten en imperativos operativos.

Indispensable es que los líderes experimenten la era digital, y esto se logra solo viviéndola, usando las plataformas, conociendo su funcionamiento. Los ejecutivos deben hablar y saber sobre todo lo relacionado al cambio digital. Esto provocará que se puedan tomar decisiones estratégicas de IT y presupuestos más inteligentes. Solo con la participación se alcanza a ser experto.

Lea ahora

Deja tu comentario

Artículos Relacionados