¿Cómo es probable que se desarrolle el coronavirus, cómo termina y si nuestro comportamiento marca la diferencia?  La experta en enfermedades infecciosas, la Dra. Siouxsie Wiles, presenta una guía a través de la curva epidémica, con ilustraciones de Toby Morris. Compartimos aquí un extracto de lo que ella expone y recomienda:

Las curvas epidémicas primero, tienen tres partes: un inicio (fase uno), un medio (fase dos) y un final (fase tres). Cada una de estas fases está influenciada por diferentes cosas. Por ejemplo, ¿qué tan infeccioso es el virus o la bacteria? ¿Cómo se transmite? ¿Es de persona a persona, o de comer o beber? Si es de persona a persona, ¿las personas están infectadas antes de tener síntomas y no saben que no están bien? Y si las personas tienen síntomas, ¿son lo suficientemente leves como para que las personas realicen su rutina diaria? ¿Todos son susceptibles a la infección, o solo algunas personas? ¿Qué recursos necesitamos y tenemos para contener el brote? Las respuestas a estas preguntas influirán en la forma de la curva epidémica.

Fase uno de la curva epidémica de Covid-19 – contención

Muchos países están en la fase uno para Covid-19. Este es el comienzo de la curva donde los casos aparecen esporádicamente cuando las personas que han contraído el virus en un país viajan a otros países.

Piense en Covid-19 como varios fuegos ardiendo, con brasas disparadas en todas las direcciones. Nuestro objetivo es evitar que esas brasas se conviertan en otro fuego abrasador. Cualquiera que haya viajado al extranjero recientemente debería considerarse a sí mismo como una brasa potencial y estar atento a los síntomas.

Siguiendo con la analogía del fuego, no es inusual que las brasas ardan un poco cuando aterrizan. Es por eso que los funcionarios de salud pública están buscando activamente personas que hayan estado en contacto cercano con alguien con Covid-19. Esto se llama rastreo de contactos. Cualquier persona con alto riesgo de haber contraído el virus es aislada.

Nuestro objetivo es permanecer en la fase uno. Cuanto más tiempo podamos permanecer en la fase uno, mejor podremos prepararnos para la fase dos. Si podemos permanecer aquí durante los próximos uno o dos años, entonces esperamos que haya una vacuna disponible, aunque uno o dos años es mucho tiempo.

Fase dos – transmisión comunitaria

Por la forma en que Covid-19 se está desarrollando globalmente, vamos a entrar en la fase dos en algún momento. Esto sucederá cuando las personas que no se dan cuenta de que han contraído Covid-19 continúan con su vida cotidiana en lugar de permanecer aislados. Cada día se informarán más y más casos a medida que el virus se transmite de persona a persona en la comunidad y supera nuestra capacidad de mantener el seguimiento de contactos. Cuanto más rápido y más alto aumenten los números, más probable es que el brote nos abrume, haciendo que sea más difícil de controlar.

Los datos hasta ahora sugieren que todos somos susceptibles al virus. Está claro por lo que sucedió en el extranjero que muchas personas con Covid-19 pasaron muchas semanas siendo tratadas en el hospital antes de recuperarse. Esta no es una enfermedad trivial. China construyó dos nuevos hospitales en cuestión de semanas para satisfacer la demanda. 

Aplanando la curva

Nuestro objetivo será mantener la fase dos de la curva epidémica lo más plana posible, manteniendo el número de casos reportados cada día lo más bajo posible. Si podemos lograr eso, significará que podremos tratar a todos los que necesiten tratamiento. Todos podemos ayudar con esto lavándonos las manos regularmente, evitando tocar nuestra boca, nariz y ojos, y alejándonos de otras personas cuando estamos enfermos.  

Otra cosa que todos necesitaremos comenzar a hacer pronto es minimizar o evitar el contacto con otras personas. Esto se llama distanciamiento social. Si está saludando a la gente, no se abrace, no se dé la mano, o se bese.  Trabaja desde casa si puedes. Por mucho que me duela decirlo, el distanciamiento social también significa evitar el transporte público (¡sube a tu bicicleta!). Del mismo modo, significa evitar gimnasios, iglesias, cines, conciertos y otros eventos y lugares donde las personas se congregan. A nivel comunitario, es posible que necesitemos cerrar escuelas, universidades, museos y lugares de trabajo, limitar el transporte público y cancelar eventos públicos. Esto es lo que China hizo tan efectivamente y lo que Italia está implementando actualmente en algunas regiones.

Pasando a la fase tres

Pasamos a la fase tres cuando el brote está bajo control o todos han sido infectados y ya no quedan personas susceptibles de infectar. La vacunación es una forma en que podemos evitar que las personas sean susceptibles, o al menos suficientes personas para que la enfermedad deje de transmitirse de persona a persona, de eso se trata la inmunidad colectiva.

Dado que estamos a uno o dos años de distancia de una vacuna, el objetivo aquí es controlar Covid-19 y lo que China ha logrado. Pero si todavía hay personas susceptibles en una población y dejamos de tomar todas las medidas correctas, veremos que los casos vuelven a estallar.

Por eso es tan importante lo que sucede a escala global. Cualquier “fuego” que quede encendido nos amenaza a todos. Por el momento, muchos de los nuevos casos que se informan son personas que han contraído el virus mientras viajaban fuera de China. Básicamente están de vuelta en la fase uno, pero con todo el conocimiento de por qué es tan importante quedarse allí. Y toda la experiencia y el conocimiento público para que esto suceda.

Si bien el coronavirus responsable de Covid-19 probablemente comenzó en murciélagos, hasta ahora, no está claro cómo pasó de los murciélagos a las personas. El SARS saltó de murciélagos a humanos a través de gatos de civeta. Con el SARS una vez que logramos detener toda la transmisión de humano a humano, la enfermedad siguió su curso en las personas infectadas, y no hemos visto el SARS desde entonces.

Con suerte, si podemos detener toda transmisión de Covid-19 de humano a humano, ese será el final de este coronavirus también. Pero está claro que todos tendremos que desempeñar nuestro papel para que sea una realidad.

Fuente

Deja tu comentario

¿Te gusta nuestro contenido?

Síguenos en LinkedIn y descubre más.

Artículos Relacionados