Kevin O’leary es un empresario muy peculiar, ha invertido en startups e ideas de negocios nada comunes y bastante disruptivas. Este admirado tiburón revela una estrategia inusual para resolver problemas desarrollando las habilidades artísticas.

Las redes sociales son la piedra angular de cómo promociono todos los productos y servicios de mi empresa. Un desafío importante es adquirir derechos de música perpetuos para todos los videos que publicamos porque no es nada bueno robar música” comenta O’leary en su cuenta de LinkedIn.

Animo a todos los empresarios en los que invierto a desarrollar un interés artístico.

Kevin O’leary, inversionista

Muchos seguidores de este inversionista quiza no sabían de sus habilidades musicales, mucho menos de que las explotara para tener sus propios derechos de música para sus videos en redes sociales. Sí pagar por los derechos de autor es un problema… “¿La solución? Hazlo tu mismo. Animo a todos los empresarios en los que invierto a desarrollar un interés artístico. ¡Te ayuda a pensar y resolver problemas de manera más creativa!” enfatiza el protagonista de Shark Tank.

Mira el video aquí:

Deja tu comentario

Artículos Relacionados