Ser un profesional independiente permite ciertas libertades y gratificaciones que no se pueden tener en un trabajo menos flexible como un asalariado. No obstante, se requiere de disciplina financiera para llevar con éxito este estilo de vida y sobre todo, como cualquier emprendimiento, comprender el mercado y sus necesidades.

De acuerdo con Guillermo Bracciaforte, cofundador de Workana, “el trabajo independiente implica un alto compromiso personal y un fuerte control de las finanzas personales a corto y largo plazo, saber generar y manejar tus ingresos, así como contar con un ahorro y estrategia para el futuro, debería estar entre las prioridades de cualquier trabajador independiente”.

Aquí hay cinco consejos para llevar tu carrera de Freelancer al siguiente nivel:

1. Aprende a cobrar bien

Antes de comenzar a ofrecer servicios profesionales es necesario tener claridad en el rango de cobro que se maneja, evaluar si es necesario aumentarlo o disminuirlo según las necesidades del contratante.

Es necesario añadir los costos de tus inversiones laborales como renta de oficina, internet, teléfono, software, seguros e impuestos y tener un control detallado de lo que debes generar para poder cubrir los gastos y conocer el porcentaje de tus ingresos que destinarás al ahorro.

Recursos como la calculadora freelance te ayudan a saber el valor ideal de tu trabajo por hora, según tus costes laborales, personales y lo que te gustaría ganar para vivir con calidad.

2. Separar las finanzas personales de las de tu negocio

Al tener claridad en el monto a cobrar por proyecto, es funcional separar tus cuentas en dos: la personal y la de negocios.

A pesar de ser tú quien dirija tu proyecto laboral no es recomendable mezclar el efectivo, ya que, debes destinar un monto a la utilería empleada para el trabajo y generar, de esa cantidad, un pago para ti. 

De esta forma, mantendrás un buen control sobre los ingresos y satisfacción de las necesidades de ambas partes.

3. Orden y disciplina

Al dividir los gastos es necesario tener claridad en el monto que se percibe por proyecto desarrollado de forma que se vuelva sencillo el ahorro para el futuro en el tema personal y de inversión o actualización en el laboral.

¿Te gusta nuestro contenido?

Síguenos en LinkedIn y descubre más.

Llevar un registro del capital que entra y sale a partir de tus actividades laborales en una hoja de cálculo te permitirá entender el ingreso obtenido por proyecto y los gastos diarios.

Esto te ofrece un panorama general del dinero con que cuentas y te permitirá prescindir de gastos innecesarios de forma que los destines al futuro.

4. Invierte en tu negocio y en tu futuro

Es recomendable que no sólo ahorres para estar prevenido en situaciones de emergencia, sino también es muy útil que desarrolles un plan financiero a largo plazo que involucre tu retiro.

En el sector financiero se plantea que la edad perfecta para comenzar el ahorro para el retiro es a los 25 años, considera que lo invertido hoy valdrá 5 veces más que el dinero que puedas invertir a los 45.

5. Ahorra de manera inteligente

Quizá la idea del ahorro no es algo con lo que estés familiarizado o destinar 30% de tus ingresos te parezca excesivo, pero si tomas conciencia de los gastos no necesarios de todos los días, puedes hacer del ahorro una tarea más sencilla.

Ahorrar no significa producir ingresos extra, sino manejar tu dinero con inteligencia y realizar compras responsables.

Una vez que estableces el monto de ahorro en cierto periodo, lo ideal es nunca disminuir ese número y en caso de poder aumentarlo hacerlo de manera ocasional, de forma que el ahorro tenga un ingreso fijo en un tiempo pactado.

El objetivo de trabajar de forma independiente es tener más libertad y eso solo se consigue con buena planificación financiera.

Lea ahora

Cientos de “influencers” posan junto a fosa de desechos tóxicos

Cuatro productos antirrobo para tu vida diaria que debes conocer en 2019

Amazon vende por error productos de miles de dólares a US$94

Deja tu comentario

Artículos Relacionados