La cuarentena impuesta por la pandemia Covid-19 ha conmocionado el modo de operar de miles de negocios. Algunos negocios de industrias específicas ya mantenían un ritmo de operaciones a distancia o remoto. Agencias digitales, desarrolladores tecnológicos, diseñadores, etc.

Solucionweb, una agencia digital con casi 20 años de operaciones en el mercado guatemalteco es una de ellas. Silvia Penados, quien la dirige, empezó a emigrar al modo home-office luego de cuestionarse todas las contrariedades que conlleva ir todos los días a una oficina y enfrentar el estrés del trafico, gastos, riesgos e inseguridad. La inquietud fue creciendo; pero también así las dudas de si el equipo respondería positivamente. «Tenía casi un trauma en pensar que la gente no iba a trabajar si no los estaba viendo, pero llegué a la conclusión de que no podía estar como policía detrás de cada colaborador en la oficina; lo que uno busca al final de cuentas son resultados», comenta Silvia, quien poco a poco empezó la transformación de sus operaciones a modo home-office, haciendo fuerte hincapié en dar resultados más que cumplir con horarios.

Los retos técnicos se lograron mitigar poco a poco, como el hecho de no contar con conexión y/o equipo adecuado en casa. Un reto mayor es que para muchos la rutina de “ir al trabajo” representa desconectarse de los problemas o conflictos familiares.

Aunque de una manera abrupta es más difícil acoplarse al modo home-office, te dejamos los consejos clave de Silvia para trabajar de manera remota:

Establecer horarios y procesos. Establece horarios para reunirte con tu equipo y los medios para esa comunicación. No todos los asuntos requieren una video llamada, quizá lo puedas resolver por un grupito de WhatsApp.

Objetivos fundamentales con clientes. El cliente es el verdadero jefe, porque es el que paga, más en momentos como estos. Así que define objetivos claros y fundamentales; enfócate hacia ello (Google Apps).

Educa a tu familia. Pídele a quienes vivan en tu casa que respeten tu espacio, explícales que tendrás llamadas y video llamadas importantes que no pueden interrumpir. Trabajar desde casa no quiere decir que tienes que hacer las tareas de casa en horario de trabajo, no necesariamente.

Comunicación con el cliente. Programa reuniones con tus clientes y facilita las herramientas para ello y sé puntual; en momentos como estos es vital transmitir estabilidad y seguridad en mayor medida.

Herramientas de comunicación. Vemos una alta oferta de plataformas que ofrecen gestiones de reuniones a distancia, como Zoom, Hangouts o BlueJeans. La mayoría de manera gratuita para grupos de trabajo reducidos, analiza si necesitas pagar las versiones pro.

Espacios adecuados. Busca un área iluminada y apta para realizar reuniones por video conferencia. «Si vas a hablar con un cliente no tiene que aparecer la licuadora por detrás», comenta Silvia.

Crea hábitos saludables. Levántate temprano, toma una ducha y siéntate en tu espacio de trabajo idealmente a las 7 de la mañana. Home-office no es sinónimo de estar empijamado todo el día.

Crea un To Do List. «Lo más importante son los resultados, no importa si para ello te toma 8 o 12 horas de trabajo. Si tienes una lista de tareas por hacer y ver una película al medio día no va a afectar tus resultados, adelante, puedes ver la película. En lo personal trato de dejar ese tipo de ocio para las noches», afirma Silvia.

Deja tu comentario

Artículos Relacionados