Christian Van Der Henst de Platzi: La educación del futuro

Christian Van Der Henst es cofundador de Platzi, una plataforma de educación en línea que ofrece más de 300 cursos de temáticas tan variadas como programación, marketing digital, oratoria, ventas, finanzas personales, entre otros. La visión de este guatemalteco es la de un profesor, antes que la de propietario de una startup.

Platzi, con sede en San Francisco, cuenta ya con más de medio millón de estudiantes de habla hispana y planea expandirse a Brasil y España. Christian nos habló sobre cómo la educación debe adaptarse a las nuevas necesidades tecnológicas, que avanza a una velocidad como nunca se había visto antes en la historia.

¿Cómo valoras la evolución de la escena tecnológica en Guatemala?

A mí me encanta ver como Guatemala ha seguido haciendo cosas siempre pensando hacia el mundo. El guatemalteco tiene la fuerza de no pensar solo en hacer un sitio local, sino hay muchos haciendo cosas globales. Es interesante para mí identificarme con estos guatemaltecos porque yo quiero mucho a mi país, creo mucho en los guatemaltecos, pero siempre pensé hacer cosas más grandes. Yo siento que haber nacido en un país “chiquito” como Guatemala es una bendición, porque me enseñó lo que era pequeño y a pensar en grande.

¿Cómo reaccionas al ver a un guatemalteco en Silicon Valley?

Lo más difícil de encontrarse con guatemaltecos es que me preguntan por qué no hablo como guatemalteco. Tengo un acento medio camaleón. Platzi es hoy una empresa de 105 personas, muchos colombianos, muchos mexicanos, gente francesa, etcétera. Yo ya vivo en una cultura diversa, hablo spanglish todo el tiempo. Cuando te los encuentras es bueno regresar a las raíces. Hablar de tus tortrix, de tu Pollo Campero y de esas cosas que nos emocionan. Es recordar esos hitos de la niñez que te definen.

¿Cuál es la lección más importante que aprendiste luego de irte de Guatemala?

Yo creo que lo más importante es darte cuenta que no importa si eres de Guatemala, de Camerún, Nigeria, o de cualquier otro lado, puedes hacer cosas. Lo más increíble de estar en Silicon Valley es que de repente hago cosas con otros amigos y me doy cuenta que tengo la misma capacidad de ellos. Tal vez ellos tuvieron la oportunidad de estudiar en otros lugares o de trabajar en empresas era pequeño y a pensar en grande, pero si le pones ganas y te esfuerzas vas a tener el mismo impacto.

¿Qué es más importante como fundador: ser el centro de atención o trabajar más que nadie?

Mi socio Freddy es el que más da entrevistas y sale en medios. Yo menos. A mí me toca por ser fundador y me gusta, pero a mí me vas a ver el 80% del tiempo preocupándome con los estudiantes. Hay semanas enteras que me las paso hablando con el equipo para que nuestros estudiantes hagan mejores cosas. En Platzi somos educación online efectiva y para eso tienes que comprometerte. Lo llamamos estar en Platzi al 100%.

¿Ustedes creen que Platzi ya llegó al punto en el que pasó del éxito comercial a la trascendencia?

Creo que es una combinación. Como institución educativa, si quieres trascender en tus estudiantes, tú quieres que vengan y digan: “Esta empresa la comenzó este guatemalteco en dos mil y tantos, y 100 años después ahí está”. Eso es importante para nosotros, pero es relevante porque eso significaría que estuvimos haciendo un buen trabajo y sentamos las bases para que una entidad educativa crezca. Las instituciones educativas que yo más respeto llevan cientos de años funcionando, entonces yo quiero crear una igual.

Sin embargo, todos los días tienes que preocuparte por el tema económico. Más que todo en un mundo tan competitivo. La gente talentosa es escasa, tienes que ser comercialmente viable. De lo contrario, mueres.

¿Ustedes creen que es posible que una escuela online sin locaciones físicas pueda durar 100 años?

Piensa en el proceso cuando entraste a la universidad. Habían varias opciones para formarte que consideraste, yo quiero que Platzi sea una de esas. No obstante, tampoco creo que seamos la única. Yo no creo cuando alguien dice que este será el Google o Facebook de la educación, porque yo creo que van a haber varias opciones. Tener el reconocimiento de varias instituciones, yo creo en eso.

¿Cómo se rompen los paradigmas en relación a que la educación online es tan efectiva como la tradicional?

Yo creo que la discusión que tienes que tener con tus padres es que los tienes que convencer de que ellos no tienen que premiar el diploma. Lo que ellos tienen que premiar es el éxito profesional. –Entonces, papá, ¿qué quieres: un diploma o un trabajo en un lugar que respetas? Lo que tienes que celebrar es que puedes trabajar en estas grandes empresas. Y las compañías te van a contratar por lo que sabes.

Vea ahora

Deja tu comentario
[]).push({});

Artículos Relacionados