Sergio, un maestro con una trayectoria de 20 años ejerciendo en el área rural, se ve en problemas al desarrollar el material para una de sus clases, debido a que su principal herramienta de trabajo –su laptop– colapsó. Encuentra apoyo en una agencia de Banrural, donde de inmediato le brindan solución y con el tiempo también le apoyan para que pueda comprar una moto y así movilizarse más fácilmente para dar sus clases.

Así como Sergio, existen miles de maestros que se encuentran en dificultades para realizar su trabajo, no solo en el área rural, sino también en la ciudad; pero su pasión les lleva a dar la milla extra e ingeniárselas para impartir sus clases. Banrural al trabajar con el Ministerio de Educación brinda sus servicios de banca para que los maestros puedan tener mayores facilidades y oportunidades al momento de solicitar un crédito.

Uno de los servicios especiales para los educadores es: Mi Fondo de Retiro Magisterial, este plan es una cuenta de ahorro con enfoque hacia el magisterio en Guatemala, con la finalidad de promover un ahorro obligatorio para el retiro del maestro, contribuyendo así con un respaldo al finalizar su vida laboral.

Las principales características de este fondo de retiro es que no tiene cobro de comisión por manejo de cuenta, tiene cálculo de intereses diarios con capitalización mensual, cuenta con plazo mínimo de 3 años, tasa mínima de 4.50% anual, aportes extraordinarios en cualquier momento y cuota de inflación anual (opcional).

Conscientes de que, de una buena educación depende el futuro de los niños, y que la labor de un maestro es de suma importancia para el desarrollo de sus familias y del país, Banrural brinda como a tantos, el apoyo financiero que estos necesitan.

Deja tu comentario

Artículos Relacionados