Pareciera que la autonomía de los vehículos no ha tenido un gran avance, o al menos no se ha logrado llegar al punto de nuestras expectativas.

La startup Phantom Auto sacudió la industria de vehículos autónomos hace unos años con su plataforma de teleoperación que permite a un conductor remoto tomar el control de un vehículo autónomo si fuera necesario.

Como si se tratara de autos fantasma, subirse a un vehículo sin conductor puede parecer algo no muy seguro, sin embargo los ocupantes pueden observar al conductor a través de una pantalla.

La seguridad es siempre una disyuntiva en estos temas, como la transmisión de datos a través de una red inalámbrica lo cual preocupa a muchos; “Si la conexión completa cae, el sistema está diseñado para detener el vehículo de manera segura y activar las luces intermitentes de emergencia” comenta Shai Magzimof uno de sus fundadores.

¿Te gusta nuestro contenido?

Síguenos en LinkedIn y descubre más.

La startup que nació en Silicon Valley en 2017 le apuesta a la autonomía de los delivery y de los vehículos de carga.

De la mano de Phantom Auto, Postmates cuenta con “robots” esparcidos en varias ciudad haciendo delivery de restaurantes, incluso si un cliente se topa con uno de ellos podrá comprarle instantáneamente.

Deja tu comentario

Artículos Relacionados