Todas las empresas necesitan un sistema efectivo para atraer prospectos y convertirlos en clientes que compren una y otra vez nuestros productos y servicios. El Inbound Marketing nos permite encontrar a nuestros potenciales clientes, tener un mensaje efectivo y convertirlos en compradores ávidos de nuestra marca.

Implementa estas estrategias para que seas los clientes quienes se acerquen a ti.

Identificando a los prospectos

Los prospectos se pueden dividir en cuatro tipo según su ubicación en un diagrama cartesiano en donde, el eje vertical es su disponibilidad de presupuesto y el eje horizontal el conocimiento o interés sobre el producto y marca. Mientras más alejado este del centro, en una tendencia horizontal, es mejor.

Define una «Buyer Persona»

Luego que haz identificado en dónde se ubican tus prospectos, el siguiente paso es necesario identificar cuales son sus gustos y preferencias. Saber cuales son sus intereses, frustraciones y objetivos es imprescindible para ofrecer con tus productos la solución que ellos buscan.

Conduce a tu cliente

Finalmente, hay que trazar un camino claro para nuestro prospecto. Que lo lleve de ser un completo desconocido de la marca a ser un cliente de gran valor. Identificar en que etapa se encuentran tus prospectos permite enfocar tus esfuerzos en llevarlos a la siguiente etapa.

Tómalo en cuenta, conecta con el consumidor adecuadamente y podrás experimentar grandes ingresos. Para más información, haz clic aquí.