¿Los colaboradores remotos son más productivos que aquellos que trabajan desde oficinas convencionales? La pandemia del COVID-19 nos ha obligado ha descubrirlo. Miles de empresas han hecho la transición obligada a trabajar de manera remota, tratando de mantener la misma o una mayor productividad.

Jason Fried, fundador de Basecamp, una startup de software que opera de manera remota, afirma que los empleados remotos son más productivos que los que trabajan desde una oficina tradicional, “Si tienes más tiempo, serás más productivo” comenta.

Fried tiene una basta experiencia con el trabajo remoto, ha dirigido Basecamp de esta forma durante 21 años, además es autor bestseller de varios libros, entre ellos: “Remote: Office Not Required”. Comenta que se necesita dedicación para hacer la transición de oficinas físicas a entornos remotos. “Si no lo haz hecho antes, no serás bueno en eso” afirma, pero no será imposible. Aquí te dejamos 6 consejos clave de Jason Fried:

1. Cambie el ritmo de las reuniones

El más grande error que se comete al iniciar la transición es seguir con el comportamiento de oficina, muchos querrán reunirse a través de zoom a cada rato, tal y como se hacía en la sala de reuniones de la oficina. Debemos buscar otras formas de comunicarnos con el equipo en lugar de solo tener reuniones a través de zoom. Fried cree que los calendarios compartidos deberían ser abolidos para que los empleados puedan proteger su tiempo.

2. NO espíe a sus colaboradores

Muchos gerentes o jefes de equipos se sienten tranquilos cuando pueden vigilar a sus empleados, Fried considera esta practica un error, lo único que causa es un ambiente de descofianza. En cambio busque la manera de controlar la calidad de trabajo.

3. Construya una cultura de comunidad

Los colaboradores de Fried tienen la opción de participar en reuniones semanales para reunirse y convivir. Dado que los trabajadores no están en la oficina y tal vez carecen de interacción social, esta es una buena manera de conectar a las personas que de otra manera no se podrían comunicar.

4. Repensas los patrones de comunicación

Es muy común que tu gente quiera estar comunicado en sobremanera, ya que sienten la presión de estar constantemente en contacto y demostrar a sus jefes que están trabajando.”Las personas deberían tener tiempo para hacer su trabajo y no sentir que también deben estar pendientes del chat que suena todo el día”, dice Fried. “Es realmente molesto y realmente perjudicial para la cultura de la empresa”.

Fried sugiere usar el correo electrónico, que permite a las personas construir pensamientos más organizados, en lugar de actualizaciones continuas de una línea en plataformas de comunicación como Slack. Sin embargo, él cree que las llamadas telefónicas o de video son útiles para conversaciones o debates más matizados.

5. Encuentra tu espacio de trabajo dedicado

Trabajar desde casa puede ser complicado cuando se convive con otras personas, aun más si hay niños jugando y corriendo por todos lados; haciendo casi imposible la concentración, dice Fried. Así que, si se le hace viable, encuentre un espacio dedicado con una puerta cerrada y pocas distracciones, elimine cualquier distracción que interrumpa su flujo de trabajo y genere cierta separación física entre su vida laboral y su hogar.

6. Establezca rituales

Muchas personas saltan de la cama a encender su computadora, en lugar de ello, establezca rutinas que lo ayuden a prepararse para el día, dice Fried. Esto puede ser algo complicado, como hacer ejercicio, o tan simple como preparase un café, agrega. La idea es marcar el final de un período de tiempo y el comienzo de otro; sugiere hacer algo similar para indicar el final de su día. Eso podría ser una caminata afuera o leer un libro físico para reducir el tiempo de pantalla.

¿Quieres obtener el libro de Jason Fried por USD2.74? Compralo aquí 👇🏻

Artículo original

Deja tu comentario

Artículos Relacionados