Esta más que claro que levantar o iniciar un negocio no es una tarea para nada fácil. Entre todo el ajetreo de asuntos por resolver debe haber un espacio para llevar un estilo de vida “saludable” o apto para mantener un equilibrio, de esta manera asegurar que esa idea brillante será un negocio de éxito.

Los hábitos son los que definen la eficiencia de las personas, a malos hábitos malos o pocos buenos resultados. Estos son 5 hábitos que no te caería mal incluir en tu día a día.

1. Educación Financiera: Claro que no nos referimos a ir a la universidad y estudiar economia o finanzas. Si no a ser un buen administrador de tus finanzas personales. Muchos coachs financieros aseguran que una persona que maneja en orden su propio bolsillo lo sabrá hacer con facilidad en un negocio.

2. Lectura: Un emprendedor debe tener un habito marcado de lectura, como dicen “leer aumentar el saber”, aprovecha las horas muertas (haciendo fila en el banco, o mientras vas en el Uber). Mantenerse informados e inspirados estimula la creatividad. Lee una historia que te inspire.

3. Organizado: Un área de trabajo cool, ordenada y limpia nos permite despejarnos y nos predispone a ser más eficientes. Mientras más ocupado estés, encontrar las anotaciones de la última junta en el caos de tu escritorio de seguro te afectará.

4. Puntualidad: En Latinoamérica ya se ha normalizado el asunto de llegar tarde, al extremo de que muchos citan a cierta hora con unos cuantos minutos de “ventaja” porque asumen que se llegará retrasado. Hay quien cree que estar sumamente ocupado justifica el hecho de llegar tarde a todo, incluso al almuerzo del domingo con la familia. Sin embargo, los grandes empresarios, no construyeron su fortuna llegando tarde. Llegar a tiempo te evitará estrés, contratiempos y lo mejor siempre te vas a enterar de todo.

5. Cuidado personal. Un estilo de vida de negocios siempre se verá afectado por el exceso de estrés y la falta de tiempo para dedicarte al cuidado personal. Sin embargo mientras más organizado estés, más tiempo tendrás para dedicarte el tiempo necesario a ti mismo. Incluye en tu lista por hacer, chequeos médicos, ejercicio, meditación, cocinar, y ¿por qué no? interrumpe tu semana y escápate un par de horas a un spa, quizá es lo que necesitas para cerrar ese próximo gran negocio.

Deja tu comentario

Artículos Relacionados